miércoles, 25 de noviembre de 2009

Fran Fernández y Ardiel Zaya en el Barcelona 8

De El mar de la vieja sirena


El domingo 22, en el Barcelona 8, la propuesta conciertera era peculiar a la vez que atractiva para mi, así que, a pesar de que estaba cansada porque acababa de llegar de viaje, una ducha y una hora de sueño me dieron las fuerzas suficientes para ir a ver a estos dos grandes artistas/amigos y a algunas personas más que la distancia me impide ver tan a menudo como me gustaría y que, casualmente, estaban esa noche en el Barcelona 8.

Hace poco, hablando de Pablo Ager en otra entrada del blog, comentaba que me gusta conocer a la persona antes que al artista, con Fran me pasó lo mismo, le conocí a él antes que a sus canciones. La primera vez que estuve en un concierto suyo fue no hace mucho tiempo y si ya como amigo me gustaba, desde el primer momento en que le escuché cantar le quise un poquito más. Es increíble como canta, sin esfuerzo, entenderéis lo que estoy diciendo cuando le escuchéis en directo, que es algo obligatorio para todo el que disfrute de este tipo de música. Con Fran no hay miserias, es grande en todo, en lo personal y en lo musical, con su guitarra con más cuerdas que el resto, sus letras más que buenas, pura poesía cantada, su voz más que impresionante...
Podéis disfrutar de sus canciones en su disco, "Eco del tiempo" pero yo os aconsejo que no perdáis la oportunidad de verle en directo, lo tendréis fácil seáis de donde seáis, porque Fran viaja continuamente haciendo llegar sus canciones a todas partes. En su myspace encontraréis todas las fechas.
Dadle al play y disfrutad:




A Ardiel Zaya, el segundo personaje principal en esa noche de dos protagonistas, le conozco desde hace tiempo ya. Es una de esas personas que transmiten simpatía fuera y dentro del escenario. Es canario, pero sé de primerísima mano (o mejor debería decir oreja) que pronto podremos disfrutar de él sus amigos madrileños porque tiene intenciones de venirse a vivir a Madrid cuando termine de preparar su disco "Todo lo sentido". Ardiel reflexiona sobre la vida en sus canciones, que huelen a sol, a café, a terapia de eliminación de cosas superfluas. Hace tiempo, en otro concierto suyo nos hizo escribir frases en un papel para luego romperlas, me encantó esa idea, es muy de Ardiel. Podéis conocerle mejor en su myspace




Dos artistas en una noche, completamente distintos, completamente compenetrados cuando cantan juntos. Los dos merecen más palabras y yo prometo dedicárselas en otra ocasión, mejor por separado, pero hoy no tengo más tiempo

0 comentarios:

Publicar un comentario