viernes, 25 de septiembre de 2009

Iratxo conjuga bulerías y compromiso

*De Las Cosas de Antoine

Esta noche Juanma “Iratxo” estaba anunciado en los carteles del BCN8 junto a Elia Velo. Much@s ardíamos en deseos de ver a Elia subida en el escenario más de 5 minutos. Pero al final, por culpa de Zara, Iratxo se ha quedado sólo con sus 100 canciones y un nutrido público que le aprecia, así que bien mirado estaba en buena compañía. Iratxo engaña en su mirada y actitud. Si no le conoces, si no sabes el pedazo de cantante y luchador que alberga, te daría miedo esa mirada profunda que se clava hasta lo más hondo al acercarse. Pero todo puede cambiar con una guitarra en la mano. Y la de Iratxo, con forma mitad acustica mitad eléctrica, es una centella que no espera al trueno, como su voz de aire andaluz…

Iratxo tiene banda, y de hecho el próximo día 7 de noviembre presenta junto a ella su nuevo disco en la Sala Caracol, pero se apaña mejor que bien a solas. Entre canción y canción habla, bromea, espera y piensa. Mide cada detalle del concierto para tomar nota. Calma los nervios enlazando un pitillo con otro y busca a ambos lados, como tratando de hallar la aprobación de su Marian, su Alejandro Martínez, su Anita Sinova o su Antoine, porque él no lo sabe, pero Antoine es ya “su Antoine”…

Hablo de lo que rodea a Iratxo porque es exactamente igual que su música, que en definitiva es por lo que nos juntamos con él. Pocos tipos son capaces de conjugar de una manera tan natural la guitarra desenfrenada a lo “andalú”, la bulería resquebrajada que se adorna y el compromiso en las comas. De hecho, sucede que en sus arranques, entran ganas de tocar palmas o el pie se desborda y ello camufla la enorme profundidad que hay en sus acordes, que son ágiles y vibrantes. Y que en su cejilla encuentran un refugio en que albergarse felices…

Obviamente Iratxo no ha inventado el estilo “bulería comprometida de cantautor”. Su Maestro hoy por hoy es Carlos Chaouen y hay otros capaces de recogerla. Pero Iratxo es un alumno aplicado en el proceso. Y sobre todo diferente, completamente diferente a la hora de hacerlo, que es donde reside su mérito. Si lo escuchas y te gusta, Iratxo ya nunca más será uno de tus discos amontonados, porque de vez en cuando hará falta engancharlos para acordarse de los amores de una noche, de la policía que persigue a músicos y poetas en la calle o del aire que envuelve a los aspirantes a galán como él, que lo es y mucho, aunque no sé si lo sabe…

Iratxo, como algunos otros, quiere a su hermano y lo admira. E incluso esta noche le ha dedicado una canción. Pero lucha y no tendrá más remedio que seguir haciéndolo contra los fantasmas de “ser el hermano de…”, que son enormes, sobre todo si tu hermano se llama Paco Cifuentes y es el mejor poeta vestido de cantautor. De momento, noches como esta, en que ha tenido su público feliz y en que ha logrado que cierta frialdad se transformara en palmas y coros, colaboran en el empeño.

…Aunque la música de Iratxo, insisto, necesita ser descubierta y paladeada con las letras en la mano. No vale sólo con quedarse en las palmitas y el aparente golpe rociero de las cuerdas. Hay mucho más, se ofrece con contundencia y envuelve las virtudes de un tipo decidido a ganarse la vida con esa fórmula nada fácil. “Iratxo es sorprendente”, dice la Noe cantabrona, que seguramente lleve razón. Aunque también es valiente, divertido y cordial. Justo lo contrario de lo que insinúan sus ojos. Justo lo necesario para, añadido al latido de su propuesta, alcanzar la delicada lisargia de los paladares enraizados…

Con el permiso de la autoridad, os dejo una muestra de lo que Iratxo es capaz de ofrecer en una noche de perezoso otoño...

martes, 15 de septiembre de 2009

Tributo Antonio Vega en el BCN8

*De Las cosas de Antoine

Anoche fue uno de los días más maravillosos para el BCN8, para la memoria de Antonio Vega, para el público invitado que allí se congregó y, por supuesto, para mí. El Maestro Guzmán lo grabó todo y pronto lo podréis ver con gran calidad audio y video. Así que lo que yo voy a ir colgando en las próximas horas son las pruebas de sonido de algunos de los grandísimos artistas que se subieron al escenario para ofrecer su versión de canciones de Antonio Vega. Suscribo 100% la frase de Pancho Varona al acabar: "Nunca antes vi tanto talento concentrado por m2...".
Imposible destacar a algún intérprete por encima de otro. Ni siquiera pese a mi incipiente debilidad por Rebeca Jiménez (puramente musical...) Además, hay mil anécdotas, mil detalles, mil historias maravillosas de lo sucedido anoche. Poco a poco las iré explicando. Porque esto no ha acabado aún... Esta noche hay más y tan bueno como ayer. No rompamos todavía el sueño ni la magia del último milagro de la música de Antonio Vega...

Pruebas de sonido de Rebeca Jiménez





Pruebas de sonido de Marwan y Alejandro Martínez





Pruebas de sonido de Luis Ramiro





Prueba de sonido de Conchita



Presentación Antoine

lunes, 14 de septiembre de 2009

M.A. Bueno y Aparici, fantásticos en el BCN8

De Las cosas de Antoine

Hace semanas que El Selenita me advertía de que esta noche podía ser realmente especial y me invitaba insistentemente a sacudirme la pereza de un domingo por la noche para conocer a Xavi Aparici y Miguel Ángel Bueno. Es difícil seguir todas las recomendaciones que recibes sobre músicos y casi imposible comprometerte siempre a estar el día en que tocan. Pero las recomendaciones “selenitas” vienen de alguien que ha sido “cocinero antes que fraile” y cuya opinión valoro de forma especial, así que acompañado de David, esta noche en el BCN8, junto a un buen puñado de público que también ha intuido que merecía la pena sacudirse la pereza, he disfrutado de una magnífica demostración de dos músicos con todas las letras.
El caso es que Aparici y Bueno, que son grandes amigos, resultan completamente diferentes entre sí. Tanto, que es difícil que no cubran un amplio espectro de gustos y al final, alguna de sus canciones termine por secuestrarte. Por diferencias, las hay hasta en su físico. Miguel Ángel Bueno, regordete, tierno, generoso y con letras realmente emocionantes. Aparici, a lo “latin lover”, con barba de la moderna, ojos azules que desafían corazones, juego de pedal y un estilo más británico y atrevido. Ambos capaces de llenar el escenario de forma solvente y completa. Ambos geniales cuando en el tramo final, ofrecen dos de sus canciones juntos…
El estilo de Miguel Ángel Bueno es el que más se asemeja a un cantautor. Da gusto disfrutar de sus melodías y letras. Y da aún más cuando de una melodía sencilla, saca una letra grandiosa que engrandece a ambas. Recomiendo de forma especial una canción: “El hombre de hojalata”, capaz de hacernos perder el corazón a quienes hace mucho tiempo perdimos el rumbo y andamos un tanto cansados de buscarlo. Y geniales son también su “No es por aquí” (cuyo video de esta noche pongo a vuestra disposición) y “Cumple promesas”, llena de giros muy interesantes.
De Xavi Aparici destaca sobre todo su juego de pedal. No abusa, pero cuando lo utiliza, lo hace de forma valiente y acertada. Xavi tiene canciones que por fuerza algún día tendrán que gustar a los productores. Porque las de Miguel Ángel ya lo han hecho con Pancho Varona y Antonio García de Diego, que ya es apuntar alto, así que el siguiente paso adelante ha de estar al caer. Para quienes deseen conocerle mejor, atención especial a “Incendio” (podéis ver su interpretación de esta noche más abajo) y “Calle Buenos Aires”, que es también una demostración preciosa de la contundencia de los golpes de soledad y de la obligación de hacerles frente…
Celebro de corazón haberme animado a estar hoy junto a un informático (Xavi) y un técnico de radiodifusión (Miguel Ángel) que tienen talento para triunfar, siguen peleando por hacerlo y que además han llegado a este fin de semana en Madrid henchidos de ilusión. Fito Mansilla, otro tipo excelente con 7 años de empuje musical y que ya ha logrado vivir de la música, ha sido otro de sus “mecenas”. Y genial la interpretación que David Negrín (“Perro Flaco”) ha hecho de su “En mi casa hace sol”, con un estilo que recuerda sin duda al gran Calamaro. Lo mejor de seguir el mundo de la música en los bares es que se disfruta a fondo. Se hace con aquellos que hace tiempo rindieron tu devoción. Pero también de forma novedosa e ilusionada con aquellos a quienes se descubre por primera vez y sobre quienes tus palabras tienden a emocionarse. En el caso de Miguel Ángel y Xavi, que con generosidad me han regalado su disco, el “shock” ha sido feliz, profundo e intenso. Gracias siempre por su música... Y feliz viaje de regreso a Barcelona…








miércoles, 9 de septiembre de 2009

Alejandro Martínez y sus "Orgasmos modernos" de nuevo en el Barcelona

*De El Mar de la vieja sirena

Hoy voy a reparar una injusticia que todo este tiempo he estado cometiendo en el blog. Nunca había hablado de Alejandro Martínez como cantautor, sí como integrante de otras bandas, pero nunca como creador de canciones y eso que llevo tiempo siguiéndole de cerca. Y es que Alejandro es un artista muy polifacético que, aparte de cantar e interpretar sus propias canciones, colabora con distintos artistas. Chaouen, Lewin, Paco Cifuentes, Lucía Caramés, Luis Ramiro y otros muchos han tenido la suerte de contar con él sobre el escenario o en la grabación de sus discos. Tampoco se puede olvidar su faceta como parte de los "Cinco Tristes Tigres"

Cuando Alejandro se sube al escenario como protagonista absoluto tampoco deja de lado ese polimorfismo que le hace tan especial. Tan pronto canta a Gil de Biedma como interpreta esas canciones suyas tan personales entre las que se deslizan corrientes de aire musical que vienen de otros lugares, de otras vivencias, de libros, de historias reales o inventadas, de instrumentos ajenos que se vuelven suyos y todo eso sin que apenas se note que están allí, de tan integrados. Los conciertos de Alejandro son como una fiesta en la que uno sabe que siempre encontrará amigos, porque todos los que probamos repetimos y cada vez somos más los que no faltamos.

El día 3, antesala de mi cumpleaños (Gracias Alex por la dedicatoria), fui a verle al Barcelona 8. Tocaba con su banda habitual, los siempre geniales Mario Raya y Chiloé y contó en algún tema con las colaboraciones de Jorge Velo y Marino Sáiz y su violín. Se me olvidaba mencionar a Gabriele Serrini, un italiano de voz impresionante al que nunca antes había visto, pero que me da a mi que veré más veces, que cantó una versión de Stevie Wonder.


A destacar los temas nuevos de Alejandro, muy interesantes. Personalmente, creo que "Orgullo" se convertirá en uno de sus nuevos "grandes clásicos", de esos que uno canta sin remedio en cuanto empiezan a sonar, como pasa con "Orgasmos modernos" o "Niño estúpido". A mi, una de las canciones que más me cautivan últimamente es "Abandonada", podéis escucharla junto con otras en el Myspace de Alejandro.


La noche fue muy divertida, no podía ser menos con tantos amigos encima del escenario y entre el público, perfecta para comenzar la temporada de conciertos, inmejorable para inaugurar mi nuevo año con tantas caras conocidas y queridas alrededor, no doy nombres porque sería una lista larga y siempre puedo olvidar a alguno, cosa que no quiero que suceda.

Si queréis conocer todo lo referente al día del concierto en palabras del propio Alejandro, pasad por su blog y encontraréis una crónica detallada