miércoles, 9 de septiembre de 2009

Alejandro Martínez y sus "Orgasmos modernos" de nuevo en el Barcelona

*De El Mar de la vieja sirena

Hoy voy a reparar una injusticia que todo este tiempo he estado cometiendo en el blog. Nunca había hablado de Alejandro Martínez como cantautor, sí como integrante de otras bandas, pero nunca como creador de canciones y eso que llevo tiempo siguiéndole de cerca. Y es que Alejandro es un artista muy polifacético que, aparte de cantar e interpretar sus propias canciones, colabora con distintos artistas. Chaouen, Lewin, Paco Cifuentes, Lucía Caramés, Luis Ramiro y otros muchos han tenido la suerte de contar con él sobre el escenario o en la grabación de sus discos. Tampoco se puede olvidar su faceta como parte de los "Cinco Tristes Tigres"

Cuando Alejandro se sube al escenario como protagonista absoluto tampoco deja de lado ese polimorfismo que le hace tan especial. Tan pronto canta a Gil de Biedma como interpreta esas canciones suyas tan personales entre las que se deslizan corrientes de aire musical que vienen de otros lugares, de otras vivencias, de libros, de historias reales o inventadas, de instrumentos ajenos que se vuelven suyos y todo eso sin que apenas se note que están allí, de tan integrados. Los conciertos de Alejandro son como una fiesta en la que uno sabe que siempre encontrará amigos, porque todos los que probamos repetimos y cada vez somos más los que no faltamos.

El día 3, antesala de mi cumpleaños (Gracias Alex por la dedicatoria), fui a verle al Barcelona 8. Tocaba con su banda habitual, los siempre geniales Mario Raya y Chiloé y contó en algún tema con las colaboraciones de Jorge Velo y Marino Sáiz y su violín. Se me olvidaba mencionar a Gabriele Serrini, un italiano de voz impresionante al que nunca antes había visto, pero que me da a mi que veré más veces, que cantó una versión de Stevie Wonder.


A destacar los temas nuevos de Alejandro, muy interesantes. Personalmente, creo que "Orgullo" se convertirá en uno de sus nuevos "grandes clásicos", de esos que uno canta sin remedio en cuanto empiezan a sonar, como pasa con "Orgasmos modernos" o "Niño estúpido". A mi, una de las canciones que más me cautivan últimamente es "Abandonada", podéis escucharla junto con otras en el Myspace de Alejandro.


La noche fue muy divertida, no podía ser menos con tantos amigos encima del escenario y entre el público, perfecta para comenzar la temporada de conciertos, inmejorable para inaugurar mi nuevo año con tantas caras conocidas y queridas alrededor, no doy nombres porque sería una lista larga y siempre puedo olvidar a alguno, cosa que no quiero que suceda.

Si queréis conocer todo lo referente al día del concierto en palabras del propio Alejandro, pasad por su blog y encontraréis una crónica detallada

0 comentarios:

Publicar un comentario