miércoles, 30 de diciembre de 2009

Funambulista y David Moya, Madrid se llena de música con sabor a Murcia


Lunes y martes, 28 y 29, dos noches con sabor a Murcia en Madrid, dos noches llenas de Diego Cantero, Funambulista, una de ellas con otro murciano de futuro/presente madrileño, David Moya, otra con gallego medio enraizado aquí, Andrés Suárez.
Cuando me enteré de que Diego Cantero venía a Madrid dos días seguidos, tuve que tomar la difícil elección de elegir uno de los días, no se puede ir a todo, aunque a veces apetezca y casi se consiga, y la elección era complicada entre David Moya y Suárez, entre el Barcelona 8 y el Libertad 8. Tanto pensar no sirvio de nada, aunque ganaron David y el Barcelona 8 la tentación fue demasiado grande y estuve en los dos conciertos.
Al primero fui con premeditación, alevosía y muchas ganas. Solamente había visto una vez en directo a Diego Cantero, hace ya mucho tiempo, en un concierto compartido con Marwan en el que descubrí su música y, desde entonces, sus canciones siempre han estado conmigo. Después, por unas cosas u otras, no le había vuelto a ver y lo tenía como una espinita clavada, y es que a mí, que me drogo con música en directo, no me es suficiente con una vez, ni los discos, por mucho que me gusten, me llenan tanto como los conciertos.
He de decir que si ya en aquella lejana ocasión Diego Cantero me dejó impresionada, esta vez fué más allá, consiguió impactarme desde el primer momento con esa voz tan característica que gasta, sus letras, sus melodías... y esa perfecta compenetración que tiene con David Moya, otro de mis preferidos en los últimos tiempos, que esa noche estaba radiante y nos hizo disfrutar mucho en su parte del concierto.
Presentaba esa noche Funambulista un EP que ha grabado como adelanto de su próximo disco, que saldrá en febrero y que intuyo será uno de mis discos preferidos del 2010. David Moya también está a punto de sacar disco, pero de momento sigue presentando "Revelado/Rebelado", un discazo altamente recomendable.
Ambiente perfecto en el Barcelona, mucha gente, algunas caras conocidas, todo el mundo disfrutando de estos dos grandes artistas y amigos, un postconcierto en buena compañia y, de postre, un interesante paseo de descubrimiento por un Madrid al que apenas se le notaba la lluvia.
Y al día siguiente, aunque tenía mil cosas que hacer, conseguí llegar a tiempo al Libertad para volver a ver a Diego, esta vez con Andrés Suárez y mil caras amigas y queridas entre el público. Por suerte, aún quedaban un par de entradas.







Para saber más:
Web de Funambulista
Web de David Moya

0 comentarios:

Publicar un comentario